Llega la primera línea cosmética que potencia sus beneficios gracias al uso del móvil, la tele y el ordenador. Tras Digital Mist aparece Digital Cream, ambos con la vanguardista tecnología Blue Light Transformer.

Antes del confinamiento usábamos el móvil 3,15 horas al día. Y durante el mismo, 5 horas y 5 minutos, según recientes estudios. ¿Y si fuera posible convertir este hábito, a veces irremediable, en un tratamiento rejuvenecedor? Esto, que probablemente te esté chirriando de entrada, es posible gracias a Blue Light Transformer, la novedosa tecnología de Ikonsmetics incluida en Digital Mist y ahora, en Digital Cream. Se trata de la primera gama capaz de desplegar sus beneficios con el uso de dispositivos electrónicos; y vas a entender porqué.

De la misma forma que hace unas décadas tuvimos que incorporar la protección solar a nuestra rutina beauty una vez conocidos los estragos de la radiación solar a nivel cutáneo, hoy sabemos que la luz azul, que forma parte de la visible, también produce daños en la piel, y aunque la mayor parte de dicha luz viene del sol, también lo hace de los dispositivos electrónicos. Esto no sería un problema si viviéramos ajenos al mundo digital. Pero nos pasamos buena parte del día entre pantallas de móvil, ordenador y tablets. ¿Conclusión? Esto aumenta las manchas y acelera el fotoenvejecimiento, algo que corrobora el colectivo de dermatólogos a nivel internacional.

Una nueva tecnología: no solo protege, también trata

Ya existen productos capaces de proteger a la piel de la luz azul. Sin embargo, ahí acaba su función. La llegada de Blue Light Transformer inaugura una nueva era: además de protegernos de forma reactiva, los ingredientes de su fórmula, vegana, libre de pesticidas y de OGM se potencian en contacto con la luz azul y repare el ADN. ¿Conclusión? Dado que protege contra la luz azul, previene el fotoenvejecimiento digital y aprovecha la emisión lumínica azul para reparar el ADN celular, el resultado es menos arrugas y manchas; una piel más joven.

Es decir, tu ordenador y tu móvil pueden convertirse en un potente tratamiento de belleza.

 

El secreto de su fórmula:

  • Algae Blue Light DNAfix: Una microalga cuyas enzimas, activadas por la luz azul, son capaces de reparar la estructura del ADN celular. También contiene Ficocianina antioxidante, que previene el fotoenvejecimiento digital.
  • Tens Up: Posee un efecto lifting inmediato y a largo, plazo, pues se incrementa la síntesis de colágeno. Una novedosa matriz tridimensional de galactomananos libera de manera secuencial oligosacáridos obtenidos de la raíz de achicoria, formando una película superficial que borra las arrugas y proporciona un aspecto radiante.
  • Probióticos: Su alta concentración refuerza las defensas de la piel y aporta luz.
  • Vitamina E: Este antioxidante biológico protege las membranas de las células y preserva la vitamina A y los ácidos grasos esenciales de la oxidación.
  • Manteca de Karité: Su composición lipídica hidrata y mejora la elasticidad de la piel sin generar oclusión.
  • Ácido Hialurónico: Posee gran poder hidratante y anti-arrugas, captura los radicales libres, retarda el envejecimiento y estimula la producción de colágeno y elastina.
  • Glicerina: Ayuda a mejorar la hidratación y calma la piel.
  • Betaina: Extraída de la melaza de remolacha, tiene propiedades hidratantes y calmantes.
  • Filtros solares encapsulados: Combinación de filtros solares orgánicos SPF 30 y una envoltura de doble esfera patentada para garantizar la máxima efectividad y un efecto prolongado.
  • Centella Asiática: Macerado de aceite de soja suavizante, calmante y détox.
  • Lecitina de soja: Complejo de fosfolípidos con un elevado contenido en ácidos grasos poliinsaturados de gran poder emoliente.

 

Digital Cream, “LA crema”

Esta crema de día, bajo la tecnología Blue Light Transformer protege frente a los dispositivos y gracias a su SPF 30 también contra los rayos UV, restaurando el ADN celular, aportando luz por su efecto antioxidante, efecto tensor y mejorando manchas y arrugas. Además los probióticos aumentan las defensas de la piel.

Modo de empleo: Por la mañana, masajeando hasta su completa absorción.

 

Digital Mist, su media naranja.

Para potenciar los efectos de Digital Cream, el ritual se completa con la aplicación a lo largo del día de Digital Mist, la bruma regeneradora con la misma fórmula que refresca y multiplica resultados.

Modo de empleo: Trascurridas unas horas desde la absorción de Digital Cream, se pulveriza sobre el rostro, especialmente, si se ha permanecido más de dos horas frente a un dispositivo. ¿Te apuntas a la nueva cosmética digital?