Amamos la cosmética eco, aquella que evita las sustancias de relleno -tan comunes en la cosmética convencional- pero que no aportan nada a nuestra dermis. Queremos activos puros que la piel reconozca pero que al mismo tiempo sean efectivos y cumplan sus funciones. Y evitamos los ingredientes tóxicos que han sido procesados químicamente. No es tarea fácil para muchos formuladores pero para las farmacéuticas de las que vamos a hablar ahora sí, porque han aplicado todos sus conocimientos para crear líneas ecológicas y efectivas al mismo tiempo.

Pilar Pérez es una de ellas, un auténtico “ratón de laboratorio” que tras 35 años al mando de su propia farmacia, lo dejó todo para crear su propia línea de cosmética: Albalab. Las células madre vegetales derivadas de la soja, la combinación de aceites (borraja, rosa de mosqueta, Ylang-Ylang…) junto con ácidos hialurónicos (de alto y bajo peso molecular) y extractos de plantas con gran poder antiedad, hacen que estas fórmulas sean realmente efectivas. ¿Nuestro favorito? La loción revitalizante que deja la piel fresca y súper hidratada.

pilar2

Otras farmacéuticas que han creado una línea de cosmética ecológica muy buena son Amaia y Silvia. Expertas en dermocosmética y apasionadas de la ciencia galénica, lanzaron este año Lamixtura: una línea de cosmética natural que nos llamó la atención porque está formulada para que puedas mezclar todos los productos en función de tus necesidades. Nada de sérum y después crema, mezcla ambos y aplícatelo para que actúen en sinergia. Nos gusta la combinación entre Canvas Cream y Serum Calmante para pieles sensibles. Sientes la piel confortable y calmada al instante.

founders-e1575554961904

 

¡Arriba las farmacéuticas eco-friendly!