De un tiempo a esta parte a las texturas acuosas, fluidas, cremosas o tipo gel, les ha salido un duro competidor: el aceite. De tacto sedoso o seco, el aceite facial tiene múltiples propiedades para poner a punto tu rostro; y no está solo: también está el aceite corporal, que hace las veces de capilar y también se presenta en diferentes texturas y con distintas funciones. ¿Cuál es tu aceite?

¿Qué es el aceite facial?

Un aceite facial es capaz de aportar nutrientes y ayudar a que el tratamiento posterior penetre más en la dermis para conseguir que sea más efectivo. La piel se compone en un 20% de agua y en un 80% de lípidos, por eso el aceite facial es tan importante.

Existen tres tipos: los aceites vegetales, que provienen de las plantas y pueden usarse puros. Son perfectos para las pieles secas; los aceites esenciales, que se producen por destilación de plantas aromáticas (en cuyo proceso se separa el agua del aceite) y son capaces de penetrar hasta el torrente sanguíneo, por eso no deben aplicarse puros sobre la piel; y los de tipo sintético, todos aquellos que no tienen origen natural.

En ikonsgallery somos fans de los naturales y orgánicos, tanto por sus propiedades como por el estilo de vida que promueven. Sigue leyendo y verás…

¿Para qué sirve el aceite facial?

Tiene múltiples utilidades, según su textura (normal o seca), los aceites que contiene y su fórmula. Algunos activos, como  la antileukina actúan como protectores solares; otros reparan, aportan elasticidad, luminosidad, hidratan o unifican el tono, los hay calmantes, revitalizantes y contra el acné.

¿Cómo aplicar el aceite facial?

En función del tipo de aceite facial se aplicará de mañana o de noche, aunque la mayoría son nocturnos, porque tienen una función reparadora y una textura nutritiva o hidratante, y porque de noche la piel asimila mejor sus poderosos nutrientes. Algunos se utilizan solos a modo de sérum (extendiendo una gota por zona en movimientos circulares), mientras otros se mezclan (varias gotas) con tu crema habitual.

¿Qué vas a sentir?

Los aromas de los aceites son únicos y capaces de relajarte, activarte, o equilibrar tus emociones, además del placer que producen las texturas oleosas al contacto con la piel. Así que al usarlo vas a disfrutar, te lo aseguramos.

¿Es lo mismo aceite facial y aceite corporal?

Aunque algunos se aplican en rostro, cuerpo y cabello, los específicos para la piel del cuerpo se aplican de manera diferente: habitualmente sobre la piel mojada, en suaves masajes ascendentes desde los pies hacia arriba, y sus funciones son hidratar, nutrir o combatir el envejecimiento. Los hay que también suavizan y tratan las puntas del cabello, y en este caso o bien se extiende una pequeña cantidad de aceite corporal en las puntas, o se aplica también en medios a modo de mascarilla y se aclara después.

 

Aceites faciales top:

  1. Aceite facial Archangela: Aceite de Belleza de la Reina: Pieles apagadas.

Combina aceites esenciales naturales de kiwi, camelia, melón, inca inchi o guanandí..en total 27. Tiene función hidratante, calmante, iluminadora, unificadora y mejora la textura. ¿Lo mejor? Bastan cuatro gotas, porque en ellas están todas las propiedades de los aceites esenciales que tu rostro necesita.

Aceite de la Reina de Archangela (86€ en www. ikonsgallery.com)

  1. Sérum-Aceite Facial Midnight Rejuvenation de LE PURE: Cuando hace falta reafirmar a fondo.

Un sérum en formato aceite facial a base del exclusivo aceite esencial del cactus Opuntia, único para hidratar y proporcionar elasticidad gracias a los ácidos grasos esenciales (omega 3, 6, 7 y 9) que contiene. Su forma de aplicarlo es peculiar: hay que impregnar un algodón en agua y añadir 1 o 2 dosis.

Midnight-Rejuvenation-50ml-Le Pure

  1. Aceite Facial Sublim Oils. Para piel grasa o acneica.

Es 100% organico, a base de melón y activos puros y  no procesados, como el ácido linoleico que hidrata y regenera, vitaminas E, A y C que actúan como potente antiinflamatorio y ácido esteárico, que es un gran humectante. También puede usarse como aceite corporal para reparar las zonas más secas y prevenir las estrías, o en el cabello para regular el sebo y evitar que la fibra se rompa.

aceite-de-semillas-de-melon-del-kalahari

 

Serum Facial Trilogy de Sublim Oils. Pieles fotoenvejecidas.

Este sérum multiacción con efecto antienvejecimiento, hidratante, redensificante, nutritivo y regulador del sebo contiene aceites esenciales naturales de marula, melón, Kalahari y manketti, combinados con extractos fitocosméticos, aceites vegetales y 10 aceites esenciales. Se aplican 3 o 4 gotas en la frente, 1 en cada mejilla y 1 en el mentón.

serum-triology-facial

 

Aceites corporales A-list:

Aceite corporal y capilar Sensual Opulence. de LE PURE. SOS, regeneración.

Es un aceite corporal natural, un elixir rejuvenecedor e hidratante para la piel y la melena con aceites esenciales naturales de plantas y extractos regenerantes. Como aceite corporal hay que aplicar 2 o 3 dosis sobre la piel mojada y dar suaves masajes.

aceite-corporal-hidratacion-profunda-sensual-opulence

 

Aceite corporal Marula de Sublime Oils, Tres en uno.

Funciona estupendamente el la cara, el cuerpo y la melena, cumpliendo diferentes funciones: en el cuerpo previene las estrías y suaviza manos y pies, en el rostro produce un efecto antiaging, y en el cabello aporta brillo y suavidad.

aceite-de-marula

Aceites esenciales de Handmade Beauty: Cuidados cuerpo/mente.

De cedro, de geranio, de limón, naranja, Ylang-Ylang, lavanda y pomelo, los aceites esenciales de la primera marca 100% orgánica creada en España están pensados para cuidar la piel, la mente y el alma. El de cedro es diurético, el de geranio antiinflamatorio, el de limón y naranja calmantes, el de Ylang Ylang antioxidante, el de lavanda regenerador y el de pomelo energizante.

aceite-esencial-de-ylang-ylang